Síntomas De Una Infección Vaginal

Debemos de recordar ante todo, que en la pubertad, experimentamos por regla general varios cambios no solo físicos sino también de tipo hormonal que influyen en las secreciones naturales que nuestro cuerpo produce. Por ejemplo, cuando ya estamos en la pubertad es bastante normal ver manchas de un color que varían del blanco al amarillo, en nuestra ropa interior. Esto no es para alarmarse, ya que es la forma natural que nuestro cuerpo tiene de limpiar nuestra vagina, expresados a veces como síntomas de una infección vaginal.

Pero ojo, debemos de lograr identificar que dicha secreción no produzca ningún tipo de olor, su color sea más que todo translucido, pudiendo variar del blanco al amarillo claro, y sobre todo es importante saber que la textura de esta secreción se vuelve más elástica cuando estamos ovulando.

¿Y por qué tantas especificaciones? Pues porque si la secreción posee esas características quiere decir que nuestro cuerpo está sano y que está siguiendo su funcionamiento normal. Sin embargo si la consistencia de la secreción se torna más viscosa, el color cambia a un color amarillo verdoso y ésta tiene un fuerte olor como a pescado, por darte alguna referencia, y si tu vagina secreta una cantidad bastante notorio y por varios días, estas enfrentándote a una infección vaginal sin lugar a dudas.

También podrás notar otro tipo de síntomas de una infección vaginal como ardor al ir al baño, sobre todo al orinar; experimentaras una picazón en los labios de la vagina y cierta irritación de la piel originada por la humedad de la secreción (algo así como la pañalitis en el caso de los bebés) e inclusive podrás experimentar dolor o ardor cuando tengas relaciones sexuales con tu pareja.

Así que mucho cuidado. Si comienzas a identificar estos síntomas de una infección vaginal, no lo dudes y pasa consulta inmediatamente con tu ginecólogo para ponerte en tratamiento, de esta forma evitaras más complicaciones.

No te dejes dominar por una infección vaginal, cuando ya existe un método que ha ayudado a muchas mujeres (incluyéndome) a eliminar el problema por completo. Click aquí para leer mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>