Que hacer con el flujo vaginal con mal olor y recuperar tu estado natural

La moniliasis o vaginitis por candida es una infección por alteración y crecimiento en aumento del hongo candida albicans, o candida glabatra cuatro signos son sospechosos para una mujer de que presenta esta infección:

  • Flujos espesos y blanquecinos
  • Flujo vaginal con mal olor
  • Picazón en los genitales
  • Pequeñas erosiones en la mucosa de la vagina

Algunos remedios pueden disminuir estos síntomas sobre todo apagar el flujo vaginal con mal olor que es lo que más perturba a la persona que tiene la infección como al varón a la hora de mantener relaciones sexuales con su pareja. En lugar de realizarse baños vaginales se pueden hacer lavados con soluciones a base de miel y agua destilado esto sirve como descongestionante a la picazón y ayuda a cerrar las pequeñas heridas que puedan presentarse. Leer el resto de esta entrada »

Remedios Caseros Para Una Infección Vaginal – Un Remedio Ultra Efectivo

Cada vez que padecemos de alguna enfermedad, nuestras abuelitas siempre nos recomiendan hacer uso del amplio espectro de plantas y hierbas que la naturaleza nos ofrece. Aunque muchas veces, la mayoría de personas son bastante escépticas al respecto debemos de recordar que hace muchas décadas, cuando la industria farmacéutica no estaba desarrollada, todos los elementos curativos eran a base de plantas y en la mayoría de casos resultaban ser muy eficientes.

Así que ¿por qué no darle una oportunidad a esas recetas sacadas del baúl de la abuelita para preparar remedios caseros para una infección vaginal? La ventaja que presentan es que no ofrecen efectos secundarios y que son de bajo costo ya que se elaboran a base de elementos o productos con los que ya contamos en nuestra cocina.

Y para que vean que esto es muy cierto, la receta que les proporcionaremos está hecha a base de ajo. Bueno más que receta es solo una descripción de los pasos porque solo está basada en dos ingredientes, ¿muy fácil verdad? Tal vez no les parezca muy atractiva porque pensaran: “el ajo no me gusta “o “el ajo deja mal aliento o un mal olor difícil de ocultar”. Pero veámosle el lado positivo y es que posee muchas propiedades benéficas para nuestro organismo, especialmente para preparar varios remedios caseros para una infección vaginal.

En este caso en particular realizaremos una infusión a base de ajo. Tomas un diente de ajo, lo rebanas en pequeños pedazos y lo agregas a una taza de agua que has puesto a hervir con anticipación. Retiras del fuego la olla, la tapas y la dejas reposar para que el agua se imprima de todas las propiedades del ajo. Cuando ya esté a temperatura ambiente, lo cuelas y está listo para beber.

Para que la infusión sea eficaz y ayude a combatir la infección vaginal, se recomienda tomar dos vasos de esta infusión de ajo al día.

Síntomas De Una Infección Vaginal

Debemos de recordar ante todo, que en la pubertad, experimentamos por regla general varios cambios no solo físicos sino también de tipo hormonal que influyen en las secreciones naturales que nuestro cuerpo produce. Por ejemplo, cuando ya estamos en la pubertad es bastante normal ver manchas de un color que varían del blanco al amarillo, en nuestra ropa interior. Esto no es para alarmarse, ya que es la forma natural que nuestro cuerpo tiene de limpiar nuestra vagina, expresados a veces como síntomas de una infección vaginal.

Pero ojo, debemos de lograr identificar que dicha secreción no produzca ningún tipo de olor, su color sea más que todo translucido, pudiendo variar del blanco al amarillo claro, y sobre todo es importante saber que la textura de esta secreción se vuelve más elástica cuando estamos ovulando.

¿Y por qué tantas especificaciones? Pues porque si la secreción posee esas características quiere decir que nuestro cuerpo está sano y que está siguiendo su funcionamiento normal. Sin embargo si la consistencia de la secreción se torna más viscosa, el color cambia a un color amarillo verdoso y ésta tiene un fuerte olor como a pescado, por darte alguna referencia, y si tu vagina secreta una cantidad bastante notorio y por varios días, estas enfrentándote a una infección vaginal sin lugar a dudas.

También podrás notar otro tipo de síntomas de una infección vaginal como ardor al ir al baño, sobre todo al orinar; experimentaras una picazón en los labios de la vagina y cierta irritación de la piel originada por la humedad de la secreción (algo así como la pañalitis en el caso de los bebés) e inclusive podrás experimentar dolor o ardor cuando tengas relaciones sexuales con tu pareja.

Así que mucho cuidado. Si comienzas a identificar estos síntomas de una infección vaginal, no lo dudes y pasa consulta inmediatamente con tu ginecólogo para ponerte en tratamiento, de esta forma evitaras más complicaciones.

Consecuencias De Una Infección Vaginal Que Te Pueden Alarmar

Las infecciones vaginales son más comunes de lo que se quisiera y se ha estimado que al menos toda mujer sufre una de ellas, al menos una vez en su vida. Con este comentario no buscamos tomar el tema a la ligera, sino más bien recalcar que aunque es un tema incomodo de comunicar, y que existen varios tratamientos para controlarlo y eliminarlo, son aun muchas las mujeres que prefieren hacerse las del ojo pacho, como popularmente se dice, y no buscan ayuda. Ya sea por vergüenza, pena o simplemente piensa que el problema no es tan serio.

El problema no es tanto en sí la infección vaginal, porque afortunadamente para todas nosotras hay una variedad de tratamientos a seguir, como lo es que no te pongas en tratamiento a tiempo. Las consecuencias de una infección vaginal que puede acarrear a largo plazo al no ponerte en tratamiento pueden ser serias, ya que se puede desarrollar una infección pélvica la cual puede afectar a las trompas de Falopio, los ovarios, la cerviz y por lo tanto afectar de manera directa el proceso de concepción.

La enfermedad conocida como PID o infección pélvica (por sus siglas en ingles) es una de las primeras causas de esterilidad entre las mujeres y genera problemas también durante el embarazo , en la formación y desarrollo del bebé y al momento del parto ya que provoca partos prematuros y los bebés vienen con bajo peso.

¿Otras consecuencias de una infección vaginal? Incluso se pueden desarrollar infecciones de la vejiga y se puede sufrir un dolor continuo en el área de la pelvis. Y eso es algo que puedes sufrir por toda tu vida si no te pones en control a tiempo. Es por esta razón que animamos a todas las mujeres a realizarse chequeos continuos y sobre todo a que acudan con su ginecólogo al no más identificar cualquier síntoma o molestia.

Cómo Prevenir Una Infección Vaginal Con Sentido Común

Más allá de conocer cuáles son los tratamientos específicos para curar una infección vaginal, también debemos de estar conscientes de cómo podemos prevenirla. Tomando pequeñas precauciones en nuestra higiene personal podemos evitar las alteraciones de PH de nuestra vagina, con lo cual estaremos contribuyendo a evitar la generación de una infección vaginal.

Los pasos a seguir son muy simples, ya que son cosas que nos han explicado desde que éramos pequeñas, pero no está demás volverlos a especificar. En primer lugar debemos, obligatoriamente, mantener el área de nuestra vagina limpia, muy limpia, y sobre todo seca ya que la humedad provoca la proliferación de bacterias que originan las infecciones vaginales. Cada vez que nos bañemos (o duchemos) debemos de lavar el pubis así como los labios vaginales con un poco de jabón suave (para no alterar el pH) y abundante agua y luego debemos de asegurarnos de secar muy bien el área.

¿Cómo prevenir una infección vaginal?

No es recomendable que laves la vagina internamente ya que puede alterar su PH natural, irritándola y provocando tú misma una infección vaginal. Por este motivo debes de evitar el uso de productos como los aerosoles íntimos e incluso los tampones perfumados, los cuales se comercializan bajo el concepto que el aroma que ellos proveen ocultará o disminuirá el olor natural de la vagina. Este es un grave error ya que al pasar un periodo de horas dentro de la vagina, los productos químicos empleados para aromatizar los tampones pueden irritar la vagina.

Si eres una persona sexualmente activa y como método de planificación familiar haces uso del diafragma, asegúrate siempre que esté limpio y sobre todo que esté seco antes de colocártelo. O en su defecto haz que tu pareja siempre utilice un condón de látex, pero si has descubierto que eres alérgica al látex, puedes optar por un condón de poliuretano. No olvides que el objetivo es mantener una relación sexual segura para ambos después de descubrir cómo prevenir una infección vaginal.

Tratamiento Para Infecciones Vaginales Usadas Y Comprobadas

Cuando acabas de descubrir los primeros síntomas de una infección vaginal, lo más recomendable es que acudas inmediatamente con tu ginecólogo de confianza para buescar el tratamiento para infecciones vaginales correcto para ti. Por regla general los medicamentos que te serán recetados serán antibióticos que tomaras de forma oral y que pueden ser acompañados de algún tipo de producto en crema o en gel que debes de utilizar mediante un aplicador especial.

Lo importante es que hables abiertamente con tu doctor sobre como se pudo haber desarrollado la infección vaginal para que él te pueda ofrecer el tratamiento para infecciones vaginales más eficaz. Y de ser posible debes de informarle si estas tomando algún otro tipo de medicamento para que un tratamiento no choque con el otro y traiga consecuencias para tu salud.

En el caso que tu ginecólogo te haya recetado una crema y tu eres de las mujeres que emplean tampones, es importante que los cambies, al menos mientras estas en tratamiento, por las toallas sanitarias, ya que los tampones lo único que harán es absorber la crema o gel que te aplicado con anterioridad, volviendo poco efectivo el tratamiento o incluso volviéndolo más largo.

Siempre debes de mantener la zona vaginal lo más limpia posible pero en vista que uno de los síntomas principales de las infecciones vaginales es el mal olor en la zona, no te obsesiones con tratar de eliminar o de esconder el mal olor mediante el uso de duchas vaginales o de otro tipo de productos como desodorantes, ya que lo único que lograras es empeorar la situación, al alterar el pH de la zona vaginal.

Puedes guiarte también con tratamientos para infecciones vaginales caseros, sin embargo debes de definir bien cuál es la causa de tu infección y qué tipo de infección es y eso solo lo puede realizar un especialista, así que por favor no dejes de acudir a tu doctor antes de auto medicarte.

Como Curar Una Infección Vaginal Sin Falla Alguna

¿Cómo curar una infección vaginal? Las infecciones vaginales son uno de los problemas más comunes que sufrimos las mujeres hoy en día, pero esto no quiere decir que no debemos de preocuparnos cuando notemos su aparición. Lo más recomendable es que luego de detectar los primeros síntomas debemos de acudir a nuestro ginecólogo y realizarnos los respectivos exámenes.

Luego el doctor nos dará un tratamiento que debemos de seguir al pie de la letra si queremos de verdad eliminar la infección desde la raíz.

El medicamento más común para ver como curar una infección vaginal es el antibiótico, ya que es el que ayuda a combatir las infecciones en general. Sin embargo debes de saber que en el caso de una infección vaginal de tipo bacteriana, los antibióticos solo te ayudaran al principio porque la función del antibiótico es la de eliminar todas las bacterias alojadas en nuestra vagina, las buenas y las malas.

Si dejas de tomar los antibióticos porque ya te sientes mejor, lo único que lograras es que las bacterias malas vuelvan a desarrollarse porque no llegaste a eliminar del todo la infección.

Dentro de la vagina se aloja una flora de bacterias específicas, que se mantienen y desarrollan normalmente dentro de un pH específico también. Las infecciones pueden surgir al modificar este pH. Así que lo que hay que tratar de hacer, cuando ya hemos desarrollado una infección es hacer que el pH de la vagina se vuelva más ácido para que las bacterias consideradas malas no lo puedan resistir y mueran.

Y luego debemos de regresar al pH original de la vagina para volver a equilibrar todos los procesos que ahí se desarrollan. Y esto se puede lograr mediante una dieta específica o aplicándose remedios caseros como los elaborados a base de yogurt simple o de vinagre y con los cuales nos realizaremos duchas vaginales por las mañanas. Y asi aprenderas como curar una infección vaginal.

Recomendaciones Para Combatir Las Infecciones Vaginales

Las infecciones vaginales son problemas bastante incómodos que sufrimos todas las mujeres, al menos una vez en nuestra vida, alrededor del mundo. La buena noticia es que los pasos o recomendaciones a seguir para que no lleguemos a padecerla y para combatirla son bastante fáciles y efectivos.

La primera recomendación para combatir las infecciones vaginales es en realidad bastante básica y consiste simplemente en utilizar ropa interior de algodón ya que ésta permite que el aire circule. Aunque no será del todo útil si estamos acostumbradas a utilizar pantalones demasiado ajustados. En resumidas cuentas es muy importante vestir ropa un tanto holgada sobre todo de la entrepierna para dejar circular el aire y evitar así la formación de bacterias por el calor.

Incluso se ha logra determinar científicamente que la bacteria que origina las infecciones no muere cuando se lava normalmente la ropa interior por lo que se recomienda remojarla en agua hirviendo y ya sea mantenerla en cloro durante un día completo y/o planchar la entrepierna, la cual debe de ser de tela de algodón también, funciona para combatir las infecciones vaginales muy efectivamente.

En lo que se refiere a las relaciones sexuales, se debe de evitar el uso de anticonceptivos en aerosol, espermicidas ya sea en jalea, gel o espuma ya que los componentes químicos pueden alterar de mas el PH vaginal y por lo tanto desarrollas mas las bacterias. Y puesto que los hombres pueden ser portadores de la bacteria que provoca la infección vaginal, lo más recomendable para combatir las infecciones vaginales es utilizar siempre el condón y lavarse manos y genitales antes y por supuesto después de tener la relación sexual para evitar que alguna bacteria se aloje en la vagina.

Y durante el tratamiento para combatir la infección vaginal, lo ideal es dejar de utilizar tampones y utilizar mejor las toallas sanitarias para evitar una mayor concentración de bacterias y ayudar a que las secreciones naturales se descarguen correctamente.

Causas De Las Infecciones Vaginales Finalmente Identificadas

Al mencionar la palabra “infección” y sobre todo si va seguida de “vaginal” lo primero que se nos viene a la mente es que la causa es una enfermedad sexual. Sin embargo hay que aclarar que si bien es cierto que mantener relaciones sexuales con poca higiene es una de las causas que de las infecciones vaginales, éstas también le pueden ocurrir a mujeres vírgenes.

Por lo tanto es muy importante conocer que las causas de las infecciones vaginales son tan diversas como comunes. Las bacterias u hongos que provocan las infecciones de tipo vaginal pueden desarrollarse al utilizar ropa, especialmente pantalones demasiados ajustados en la entrepierna ya que éstos impiden la circulación de aire en la zona. Así mismo, emplear ropa interior de poliéster en su totalidad también impide la transpiración de la piel y fomenta la incubación de las bacterias.

Incluso el uso de jabones no apropiados para el lavado de la zona genital, y aquí también podemos incluir a ciertas duchas vaginales, pueden alterar el pH de la vagina y generar una infección. También podemos mencionar en este apartado al jabón con el que usualmente lavamos nuestra ropa interior. Y aunque no lo creas, el no retirar a tiempo un tampón y cambiarlo por uno limpio también puede generar bacterias .Por esto debemos de tener mucho cuidado de nuestra higiene personal y debemos de leer muy bien los componentes de los productos de limpieza y lavado que emplearemos para nuestra ropa interior.

Y ya aterrizando en el tema sexual, las enfermedades de transmisión sexual pueden provocarnos una infección, sobre todo si no son tratadas a tiempo. El empleo de espermicidas en cualquiera de sus presentaciones también puede causar una infección vaginal. Incluso una alergia al látex con el que se elaboran los condones también puede dar pie a que suframos una infección.

Remedios Para Infecciones Vaginales Para Eliminar Los Malos Olores

Hablar de una infección vaginal es un tema bastante incomodo, incluso con tu mamá y qué decir de platicarlo con tus amigas más cercanas. Sin embargo es un tema que sí debes de platicar abiertamente con tu doctor para que él pueda proponerte los remedios para infecciones vaginales a tu padecimiento y que el tiempo de la medicación sea el correcto.

Los remedios para infecciones vaginales más recomendados son siempre los antibióticos. Pero en muchas ocasiones hay muchas mujeres renuentes a seguir estos tratamientos basados en pastillas y óvulos de origen farmacéutico y prefieren buscar ayuda en los métodos naturales y que casi siempre nos remontan a la época de nuestras abuelitas, donde lo natural era lo que predominaba.

Por esta razón te proponemos unas cuantas recetas de remedios caseros que puedes realizar con productos con los que ya cuentas o que son fáciles de conseguir y que son económicos pero efectivos. Para la primera receta necesitaras yogurt natural y canela en polvo. Debes de mezclar bien media taza de yogurt con media cucharada de canela, obteniendo una mezcla que debes de colocar en un aplicador o jeringuilla (sin aguja claro está) y aplicártelo cinco noches seguidas.

Otra receta muy fácil de realizar es mezclar un poco de agua con vinagre, en la misma proporción los dos ingredientes y aplicarte una ducha vaginal todas las mañanas por cinco días. Incluso puedes hacerte una ducha vaginal con yogurt disuelto en un poco de agua.

De forma oral, puedes optar por tomar dos dientes de ajo, picados en pedazos pequeños para que te sea más fácil de ingerir. Y si cuentas con bañera en tu sala de baño, puedes llenarla de agua tibia, hasta cubrirte la cadera, y agregarle sal marina, un estimado de media taza. Luego te metes a la bañera por espacio de unos 10 o 15 minutos. Es fabuloso como uno de los remedios para infecciones vaginales más naturales.